4/11/09

Un empresario de Girona gana el Just Casero


Josep Campmajó consigue el premio de narrativa breve con ‘Olor de violetes’
U
n pequeño empresario de Girona dio anoche la sorpresa en los premios de novela corta Just Manuel Casero. Josep Campmajó, presidente de la Associació de Comerciants de la Plaça del Mercat, se llevó ayer el galardón por su obra Olor de violetes: una novela ambientada en una institución psiquiátrica en la que se teje una red de historias a través de la narración de un enfermo. Anna Carreras quedó finalista con Unes ales cap a on, una obra que alterna el drama de una madre que pierde un hijo prematuro con las veleidades literarias de la protagonista.Para Josep Campmajó la literatura es un «vicio» que había mantenido oculto hasta que se decidió a presentarse al premio Casero. En su primera incursión hace un análisis sobre la locura a través de un interno que, para mantener su día a día, se ha inventado un mundo a su medida. Lo lleva hasta tal extremo que el lector llega a dudar sobre si la trama de aventuras y desventuras es real o inventada. El jurado destacó que la calidad de los 24 originales presentados en esta edición del premio, que impulsa la Llibreria 22 de Girona, había sido «la más alta de los últimos años». Respecto a la obra de Campmajó, elogió su capacidad a la hora de inventar historias surgidas de la mente de un interno que vive apasionados encuentros en el centro psiquiátrico. A juicio de Josep Maria Fonalleras, uno de los miembros del jurado, la novela tiene potencia narrativa y altura poética, con un inicio impactante. La obra ganadora será publicada por la editorial Àmsterdam.
LA FINALISTA / La escritora de Terrassa Anna Carreras, que ya ha publicado un par de obras, quedó finalista. En Unes ales cap a on sorprende al lector con dos mundos distintos que pertenecen al mismo personaje. Carreras explicó que es un texto que lleva cinco años en el cajón porque no se veía con valor para desprenderse de él. «Es autobiográfico y lo escribí a raíz de la pérdida de mi primer hijo», explicó la joven de 32 años. La novela parte de este hecho trágico pero evita el sentimentalismo y expone con crudeza su sufrimiento, ante el cual utiliza la escritura de forma «balsámica».
MARINA LÓPEZ (El Periódico, 30.10.09)

Cap comentari:

Publica un comentari